Crimen Ambiental en la Cuenca Amazónica – Tipología

La deforestación y la degradación en la Amazonía aumentaron 25 por ciento en los primeros seis meses en comparación con el año pasado según los principales expertos científicos del mundo. En 2020 se talarán más bosques que en cualquier otro momento de los últimos 15 años.

Aunque los niveles de quema ilegal han ocupado la prensa, se cometen en la cuenca del Amazonas una serie de otros delitos ambientales menos visibles pero igualmente importantes. Estos delitos no solo afectan la biodiversidad y el clima global, sino que prácticamente siempre están asociados con males sociales que van desde la corrupción hasta la esclavitud y la violencia.

Un nuevo artículo del Instituto Igarape – “Crimen Ambiental en la Cuenca Amazónica: una Tipología para Investigación, Política Pública y Acción” – presenta una tipología para ayudar a comprender mejor el alcance y la escala del problema y sus amplios impactos sociales y ambientales. Hasta la fecha, una de las principales barreras para una mejor vigilancia policial de la Amazonía es la ambigüedad de lo que es y no es un crimen. Los diferentes países aplican diferentes interpretaciones que pueden frustrar las investigaciones y la aplicación de las leyes existentes. El nuevo documento está diseñado para brindar mayor claridad a los encargados de formular políticas, los organismos encargados de hacer cumplir la ley, los actores de la sociedad civil y las empresas comprometidas con la lucha contra los delitos ambientales.

Lea la publicación