Site map

Las predicciones para el mundo en 2030

FORBES Mexico

December, 2017

Para el humano siempre es un reto y representa una gran curiosidad el poder escudriñar cómo será el mundo en el futuro. En el pasado, en los inicios de la ciencia, las predicciones terminaban siendo, en muchos casos, ciencia ficción. Hoy en día, la futurología es una gran ciencia que, con base en los grandes avances tecnológicos, predice el futuro y el hacia dónde va la humanidad. En lo personal es uno de los temas que más me apasionan y considero que puede ser refrescante el poder tener expectativas positivas de hacia dónde va el mundo.

Bajo esa perspectiva me permitiré en esta ocasión reproducir textualmente, la síntesis de los hallazgos con los expertos del Foro Económico Mundial, ya que la información no tiene desperdicio:

  • Todos los productos se han convertido en servicios. “No poseo nada. No tengo auto. No soy dueño de una casa. No tengo electrodomésticos ni ropa “, escribe la diputada danesa Ida Auken. Comprar es un recuerdo lejano en la ciudad de 2030, cuyos habitantes han roto la energía limpia y toman prestado lo que necesitan a pedido. Suena utópico, hasta que menciona que todos sus movimientos son rastreados y que fuera de la ciudad viven una gran cantidad de descontentos, la última representación de una sociedad dividida en dos.
  • Hay un precio global del carbón. China tomó la delantera en 2017 con un mercado para comercializar el derecho a emitir una tonelada de CO2, estableciendo un camino hacia un precio único de carbono y un poderoso incentivo para deshacerse de los combustibles fósiles, predice Jane Burston, directora de clima y medio ambiente en el Laboratorio Físico Nacional del Reino Unido. Mientras tanto, Europa se encontraba en el centro del comercio de paneles solares baratos y eficientes, ya que los precios de las energías renovables cayeron bruscamente.
  • El dominio de EU ha terminado. Tenemos un puñado de poderes globales. Los estados Nación reaparecerán, escribe Robert Muggah, Director de Investigación en el Instituto Igarapé. En lugar de una sola fuerza, un puñado de países -los más importantes de EU, Rusia, China, Alemania, India y Japón- muestran tendencias semi-imperiales. Sin embargo, al mismo tiempo, el papel del estado se ve amenazado por las tendencias mundiales, incluido el aumento de las ciudades y la difusión de las identidades en línea.
  • Adiós Hospital, hola hogar-spital. La tecnología habrá creado una disrupción en las enfermedades, escribe Melanie Walker, doctora en medicina y asesora del Banco Mundial. El hospital tal como lo conocemos estará a punto de desaparecer, con menos accidentes gracias a los autos sin conductor y grandes avances en la medicina preventiva y personalizada. Los bisturís y los donantes de órganos desaparecerán, pequeños tubos robóticos y órganos bioimpresos, son el futuro de la medicina.
  • Estamos comiendo mucha menos carne. Al igual que nuestros abuelos, trataremos la carne como un placer en lugar de un alimento básico, escribe Tim Benton, profesor de Ecología de la población en la Universidad de Leeds, Reino Unido. No será una gran agricultura o pequeños productores artesanales los que ganen, sino una combinación de ambos, con alimentos de conveniencia rediseñados para que sean más saludables y menos perjudiciales para el medioambiente.
  • Refugiados sirios de hoy, CEO´s del 2030. Los refugiados sirios altamente educados habrán alcanzado la mayoría de edad para 2030, lo que justifica la integración económica de quienes se han visto obligados a huir del conflicto. El mundo necesita estar mejor preparado para las poblaciones en movimiento, escribe Lorna Solís, fundadora y CEO de la ONG Blue Rose Compass, ya que el cambio climático habrá desplazado a mil millones de personas.
  • Los valores que construyeron Occidente habrán sido probados hasta tener un punto de ruptura. Nos olvidamos de los controles y equilibrios que refuerzan nuestras democracias bajo nuestro propio riesgo, escribe Kenneth Roth, Director Ejecutivo de Human Rights Watch.
  • Para la década de 2030, estaremos listos para mover a los humanos hacia el Planeta Rojo. Además, una vez que lleguemos allí, probablemente descubramos evidencia de vida extraterrestre, escribe Ellen Stofan, Científica Jefe de la NASA. La gran ciencia nos ayudará a responder grandes preguntas sobre la vida en la tierra, así como a abrir aplicaciones prácticas para la tecnología espacial.

Así podría ser el mundo para el futuro.